miércoles, 26 de marzo de 2008

Método de estudio

Investigando por la red y en algunos manuales que tengo por casa he extraído algunas conclusiones sobre técnicas y métodos de estudio.
Para los alumnos de cualquier etapa o personas que se preparan una oposición resulta en ocasiones desmotivador sentarse frente a los temarios día tras día. Hoy paso por esa experiencia ya que estoy preparándome las oposiciones. El primer paso fundamental es plantearnos una meta y motivarnos para seguir los pasos hacia el alcance de la misma. Resulta fácil decirlo, pero una buena planificación ayuda mucho. He recopilado algunos datos y os ofrezco a continuación un método que puedo deciros que, al menos a mí, me ha funcionado mejorando mi ritmo de estudio:

Lo primero es acostumbrarse a estudiar en un mismo lugar: una mesa amplia, en una habitación bien ambientada (unos 20 grados) y todo el material ordenado y al alcance de la mano. Tengamos en cuenta que la luz natural es la más aconsejable, pero si tu horario de estudio es nocturno lo mejor será utilizar una luz de bombilla azul y procurar no hacerte sombras. Otro factor ambiental fundamental será el silencio, o si lo prefieres música relajante, mejor sin letra: existen multitud de recopilatorios de música para concentrarse destinadas a estudiantes.

Planificación de la materia: a corto, medio y largo plazo. Si planificamos llevaremos con orden y coherencia nuestro estudio: DEBEMOS CUMPLIRLO, si no, nos iremos retrasando. Debe ser realista, sabiendo que podemos cumplirlo de verdad.

Aprender técnicas de relajación: ejercicios para relajar nuestros músculos y respiratorios, así estaremos menos tensos y más concentrados. En internet encontraréis algunos.

Llega la hora de ponernos frente al libro!!!

Lo ideal sería en primer lugar hacer una prelectura del tema: una lectura a un ritmo ni muy lento ni demasiado veloz. El fin de esta tarea es hacernos una idea global del sentido del tema. No conviene subrayar ni detenernos demasiado. Sólo leer y comprender de forma general.

Una vez que hemos seguido este primer paso, lo siguiente es realizar una lectura más pausada, intentando conprender profundamente lo que dice cada página o párrafo: tú eliges tu ritmo. Lo importante de este paso es entender la idea principal de cada párrafo.

Notas marginales: una vez que extraemos esas ideas esenciales las anotamos al margen, así, de un sólo vistazo sabremos de qué trata cada párrafo.

Subrayado: subrayaremos el tema una vez que hemos realizado las pautas anteriores. ¿Por qué? porque ahora sabemos qué dice el texto, qué dice cada párrafo, y por lo tanto qué ideas son las importantes y las que debo subrayar. El subrayado lo haremos como máximo con dos colores. Podéis consultar internet qué tipos de subrayado existen, hay muchos, escoge el que más te convenga.

El uso de signos como admiraciones, interrogaciones, flechas... también nos ayudarán a señalar aquellas partes fundamentales.

Ahora, a partir de las notas marginales y el subrayado, realizaremos un resumen del tema: más o menos nos abarcará un 20% del tota de la unidad. Este resumen lo haremos con nuestras propias palabras, intentando comprender todo aquello que escribimos.

A partir del resumen es el momento de hacer el esquema: el esquema debe recoger las ideas principales e ir completando con las secundarias, títulos, nombres, y fechas importantes que no debemos olvidar.

Es el momento de memorizar!!! no se trata de aprenderlo como un loro que repite. Se supone que si hemos llegado hasta aquí, comprendemos el tema. Memorizaremos de la siguiente manera: leer un epígrafe, párrafo... comprenderlo, asimilarlo e intentar reproducirlo con nuestras propias palabras; en voz alta mucho mejor. Es muy importante entender que este ejercicio fomentará la memoria a largo plazo, puesto que la memoria pura y dura siempre se acaba olvidando. Si entendemos lo que decimos, será mucho más fácil de recordar. Cuando no nos queda más remedio que memorizar tal cual determinadas definiciones, nombres o títulos utilizaremos la repetición o alguna técnica mnemotécnicas: en la red encontraréis algunas, aunque la verdad, no estoy muy a favor de ellas; para mí lo ideal sería repetir habitualmente. Pero recordad: memorizar reproduciendo con nuestras palabras, comprendiendo lo que decimos!

Una vez que hemos ido reproduciendo cada parte, intentaremos hacerlo con todo el tema: podemos optar por hacerlo oralmente (esto es recomendable puesto que al oirnos a nosotros mismos favorecemos la memoria) o por escrito, mejoraremos nuestras expresión escrita.

¿Qué será imprescindible? repasar al día siguiente utilizando el esquema y el resumen. ¿por qué es importante? porque si no repasamos al menos antes de 24 horas, la información se perderá hasta en un 80%. Incluso si podemos repasar justo antes de dormirnos, mucho mejor!! el sueño favorece nuestras memoria.

Repasar pasados tres días.

Volver a repasar a la semana.

Repasar pasado un mes.

(El repaso es un proceso fundamental para mantener fresco el tema en nuestra memoria!!!)

OTROS CONSEJOS:

Otras técnicas que podemos emplear para apoyar este método: uso de imágenes, mapas conceptuales... favorece la memoria visual.
Usar grabadora: leer o recitar en voz alta y escucharnos a nosotros mismos (favorece la memoria auditiva)

IMPORTANTE:

No autocriticarnos nunca!
Somos capaces
No lo hacemos por obligación, repetirnos a nosotros mismos que lo hacemos porque queremos, porque nos gusta aprender.

¿Te suenan frases como "no lo conseguiré", "no soy capaz", "no soy un buen estudiante", "tengo miedo"... MOTÍVATE!!! todos podemos hacerlo, sólo es cuestión de organizarse bien, ser constantes, y pensar en lo gratificante que será conseguir la meta que nos hemos planteado.

Busca aquellas cosas que te suelen distraer: televisión, salidas, juegos... escríbelas en un papel a la vista: debes ser consciente que la pérdida de tiempo no te hace ningún bien, debes evitar estas situaciones.

Escribe en ese mismo papel: aquello que conseguirás si cumples con lo propuesto, tus metas, tus objetivos... Si vas cumpliendo poco a poco con ellos, prémiate!

Ahora, mucho ánimo y suerte...