viernes, 8 de agosto de 2008

Alumnos creadores


Hasta hace poco en nuestras aulas se desarrollaba un sistema de enseñanza-aprendizaje tradicional y atrasado (aún hay casos, pero este es otro asunto...).
Ante los nuevos cambios y las nuevas motivaciones de nuestros alumnos este proceso se ha convertido en arcaico y aburrido para nuestros alumnos, especialmente los adolescentes que centran su atención de una forma más evidente en otros medios y asuntos. La inserción de las nuevas TIC en Extremadura produjo toda una revolución tecnológica especialmente con ese paso tan importante de incluir un ordenador para cada dos alumnos, y ya se anuncia la renovación de estos materiales para incluir uno por cada alumno.
Es cierto que, y ya lo he manifestado en otras ocasiones, los cambios de estas herramientas requieren de una mayor formación de los docentes en este sector tecnológico, pero esta formación debe ser además constante, porque las herramientas TIC evolucionan día a día.


El hecho de incluir las NNTT en el aula ha dado lugar a que nuestros alumnos hayan adquirido una forma de manifestarse más activa y motivadora. Hace años, los alumnos simplemente asistían a clase, tomaban sus apuntes, hacían sus rutinarias actividades... pero este proceso era aburrido y monótono. Hoy tenemos a nuestro alcance la posibilidad de que nuestros alumnos sean creadores de su propio aprendizaje. Donde anteriormente el docente leía un texto y se comentaba en clase, ahora por ejemplo podemos acceder a multitud de páginas web y escuchar en boca del propio autor dicho texto. Donde antes se tomaba un fragmento para localizar la "b" o la "v" ahora podemos visitar alguna página como YouTube y escuchar una canción para localizar dichas grafías. Donde antes los alumnos analizaban oraciones en su cuaderno ahora pueden realizar esta actividad interactiva en la web. Los más pequeños disfrutan mucho más a la hora de salir a la pizarra, algo que suele dar pánico, se ha convertido en un "juego" con la novedosa pizarra digital. Nuestros alumnos son creadores de sus propios textos, no ejercen una actividad pasiva, sino activa; pongamos por ejemplo la página educativa de La Aventura Literaria. Además, como último ejemplo podemos crear un blog de uso exclusivo en el aula donde los alumnos publiquen sus redacciones y elaboren sus propios comentarios y reflexiones.

Sin duda, las herramientas tecnológicas nos han permitido que el proceso de enseñanza-aprendizaje pase de pasivo a proactivo, convirtiendo nuestra labor docente en una actividad mucho más dinámica, motivadora y efectiva, donde nuestros alumnos ponen a su servicio los medios que les permiten expresarse de un modo más amplio, y en definitiva llevar a la práctica lo que aprenden y fomentar su hábito lector.

Nuestros alumnos no son hoy meros receptores , son creadores de su propio pensamiento y aprendizaje.

11 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Xhandra:

La última frase del artículo de tu blog es maravillosa y lo resume muy bien: "Nuestros alumnos no son hoy meros receptores , son creadores de su propio pensamiento y aprendizaje".

Ahora se hace necesario que esta evidencia la reconozca el sistema educativo -aún anclado en el pasado- y la potencie. Esta tarea va a ser muy, muy difícil. Supone romper con lo fácil: el profesor que va a clase a pontificar. Ese profesor que se prepara las clases mecánicamente según la antigua usanza y que cuando innova lo hace instrumentalizando las NNTT al objeto de someterlas al antiguo paradigma.

He subido un nuevo post a mi blog en el que avanzo una de las soluciones posibles, no digo la única porque Feyerabend me daría un pescozón, pero se hace necesario hacer avanzar la democracia en el sistema educativo, hacer que la democracia entre en las aulas e impregne a l@s alumn@s. Lo fácil es decidir por ellos: Administración, padres, profesores, etc... Esto no posibilita que asuman su responsabilidad, responsabilidad que no es la de ponerse orejeras y estudiar mecánicamente cosas sin sentido por el hecho de que alguien les dice que es lo que hay que estudiar; si no la responsabilidad de pensar por sus propias cabezas.

Para ello, ya lo verás cuando estés dentro, la mayoría del profesorado no resulta válido; ellos quieren restablecer "la autoridad". Que no es otra cosa que la distancia y el recelo. Puesto que no saben convencer, ha de imponer.

Esperemos que, por su propio bien, nuestros alumnos de hoy sean creadores de su propio pensamiento y aprendizaje; pensamiento y aprendizaje en el que se implique activamente, como herramienta acompañante, el profesorado.

Recibe un fuerte abrazo de tu amigo Javier Caso Iglesias.

Nota: Utilizo el término herramienta en el sentido de ese autor que tanto valoro, Vigotsky. Para Vigotsky el lenguaje, al igual que una mano, o un ojo, o un martillo, o una pala, era una herramienta cuyo fin era servir de medio; al igual que la socialización o la civilización, para garantizar nuestra supervivencia como especie. Algo muy Darwiniano y coherente. Algo que, por otra parte, el profesorado no suele entender; esto es, su función de instrumento también, al igual que el propio sistema educativo.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Te recomiendo visitar la siguiente página web, define que es el constructivismo desde la perspectiva vigotskiana, te dejo parte de esta definición como enlace:
El constructivismo es una teoría del aprendizaje que se basa en el supuesto de que los seres humanos construyen su propia concepción de la realidad y del mundo en que viven. Cada uno de nosotros genera su propio conocimiento, sus propias reglas y modelos mentales con los que damos sentido y significado a nuestras experiencias y acciones. El aprendizaje, dicho en forma simple, es el proceso de ajustar nuestras estructuras mentales para interpretar y relacionarnos con el ambiente. Desde esta perspectiva, el aprender se convierte en la búsqueda de sentidos y la construcción de significados. Es por consiguiente, un proceso de construcción y generación, no de memorizar y repetir información .

Vevi dijo...

Xhandra cuando hablas de educación y docencia me llegas al alma. Algún día te contaré lo que yo he pasado con los estudios de mis hijos, y por ahora son muy buenos estudiantes.

Pero coincido con Javier, yo no quiero que mis hijos sean como autómatas que se aprenden la lección y la cantan como un papagayo. Yo quiero que mis hijos y los demás alumn@s adquieran la responsabilidad de aprender con motivación y como herramienta para su futuro.

La buena formación para los adultos del futuro debe ser la base del sistema educativo. Que sean capaces de pensar por sí mismos, de elegir, de participar y manifestar su pensamiento sin temor a las represalias del profesor por no coincidir con él.

Se debe enseñar con verdadera democracia y no con imposición.

Yo conozco a más de un profesor, que para poder aprobar su asignatura el alumn@ debe mentir. Debe expresar y compartir las ideas del profesor. ESO ES INJUSTO. ES UNA TIRANÍA. SE LIMITA SU LIBERTAD DE PENSAMIENTO.

Un saludo y hasta pronto. Nieves.

xhandra dijo...

Estimados amigos gracias por vuestros comentarios.

Javier estoy totalmente de acuerdo contigo en que aún hoy existe un profesorado que continua ejerciendo esa autoridad del "lo que yo digo va a misa" y debe ser del modo en que ellos dicen y nada más. Recuerdo a algún profesor mío del instituto y no diré quién, que cuando te pedía reflexionar sobre un concepto y tu daba stu punto de vista , negaba con la cabeza porque todo lo que decíamos no era válido hasta que llegaba su grandilocuente respuesta. Lo que puedo concebir es este hecho, porque siempre que esté justificada una opinión, es tan válida como la del más erudito.
Por otro lado, sé como dices, que cuando me involucre ya en los centros veré cosas que me van a sorprender mucho y seguramente en este blog podré reflejar más de una realidad que hoy desconozco. Ahora mismo me voy para tu blog para leer este artículo que me has comentado. Un saludo y gracias.

Hola Vevi, agradezco siempre tus comentarios y tu punto de vista porque realmente con la experiencia de tus hijos nos aportas grandes verdades. Como veo coincides con Javier y conmigo en que hay que dejar libre el pensamiento de nuestros chicos. Ojo! no tienen que enfocar pensamientos erróneos, pero dar validez y valorar todo aquello que dicen SÍ; porque la primera vez tal vez se equivoquen..., la segunda acertarán un poco más..., a la tercera tendrán un criterio fundamentado..., y al finalizar el curso no tendrán temor a expresar sus opiniones y serán personas más abiertas al mundo en el que vivimos. En cuanto a la memorización, creo que ahí también estamos todos de acuerdo. Hace muchos años se aprendía todo de corrido y recitado sin saber en realidad lo que se decía. No hay duda: esto SE OLVIDA. Pero cuando tú procuras que el alumno ponga en práctica aquello que queremos que aprenda, no hay duda: LO RETIENE, si no para toda la vida, al menos bastante más que con el método anterior. ¿Por qué después de tantos años sin montar en bicicleta, vuelvo a usarla y no me caigo? Porque al principio me costó mucho... tenía que usar las rueditas de los laterales... luego me caí al suelo muchas veces... después dependía de esa mano salvadora de mi padre tras el sillín, ... al fin conseguí ir sola.... y practiqué, practiqué ... hasta que no necesitaba pensar en lo que hacía, y era divertido!!... Lo aprendía pra toda la vida. El proceso de enseñanza-aprendizaje debe ser igual. Al principio será difícil, pero valdrá la pena ser arriesgado.

Un saludo grande grande...

gustavo dijo...

Holitas! Bueno veamos a ver que opino..
Coincido en que los alumnos no son meros receptores (nunca lo fueron..), y creo que las TCIs aportan herramientas válidas, incluso hacen más ameno el aprendizaje.

Sin embargo, como siempre, las herramientas no son neutrales en cuanto al uso. Creo que el uso correcto daría una maravillosa oportunidad de mejorar tecnológicamente lo social, digo como tecnología, la forma, el método.

Aún así, creo imprescindible reforzar el "buen uso", dado que los modelos siempre son importantes en edades de aprendizaje. No podemos enseñar a usar mal las herramientas. Entonces debemos abocarnos a abordar las reglas de uso, pero no degenerar excelentes posibilidades que se abren ante nosotros.

Es decir, nadie usaría un martillo como destornillador, lo mismo aquí. Si usamos un blog, que sea bien usado, sin Spaming, sin chapuzas, con un verdadero sistema de información.

De lo contrario seguiremos viendo, esto que a diario vemos: Un mal uso de las TICs, un empobrecimiento del medio, un defectuoso aprendizaje y pésimos modelos.. Saludos

Paco Centeno dijo...

Hola Xhandra y participantes,
Es realmente sorprendente ver que mis alumnos en la Universidad no saben pensar. Es más, si los sacas de la lección magistral, se pierden. Cuando en clase desmitifico los dogmas de la Biología Molecular para decirle que los dogmas no dejan ver la nueva información, simplemente desconectan y te tachan de loco.
Son auténticas máquinas de engullir información para grabarlas en su hipocampo hasta el examen, momento en él que la mayoría la pierde.
Es una pena, pero es así. También os digo que hay maravillosas excepciones por las que peleamos para que vengan a nuestros grupos de investigación.
Cambiar esto requerirá de bastante tiempo, la implicación de todos y estoy convencido de que requerirá de una relación alumno/profesor no superior a 15. Es la única manera de personalizar la educación.
Saludos

xhandra dijo...

Gracias por vuestros interesantes comentarios.

Gustavo: coincido y mucho en que hay que hacer un uso correcto de las herramientas; por un lado el docente deberá estar formado adecuadamente para poder enseñar a los alumnos a hacer un empleo correcto de las mismas. Y sin duda debemos buscar esa vertiente social de la que hablas, ya que lo tecnológico afecta a todos los vértices de nuestra vida cotidiana y a la forma de reunirnos e interactuar; las TIC no son únicamente una herramienta tecnológica que se emplee en lo profesional. Por ello considero también muy importante una coherente supervisión de los distintos usos de las NNTT tanto desde la parte de los docentes como la de los propios padres, ésta última fundamentalmente.

Paco, vives de primera mano esta situación. La Universidad además es un entorno en el cual se fomenta la copetición y por ello no importa tanto aprender como aprobar todo con la mejor nota; al menos así ocurría en mi carrera, era común vernos pisar cabezas, algo que aún no entiendo, porque sólo desde la colaboración en equipo podemos llegar a aportarnos gran parte de nuestros aprendizajes. Como bien dices, lo importante es "empollar" todo y dejarlo soltar en el examen. Cuando terminamos las carreras tenemos la sensación de que lo retenido es poco. Aún así, gran parte de culpa la tienen los propios catedráticos, aunque no podemos incluirlos a todos lógicamente (yo he tenido grandes y motivadores profesores) en el mismo saco, que llegan a clase, sueltan su parrafada y si te he visto no me acuerdo. Recuerdo un profesor de literatura de la Universidad que solía entrar en clase, no saludaba ni siquiera y comenzaba a recitar su magistral discurso en una voz tan baja que hasta que no se imponía el silencio absoluto en todo el aula era imposible saber por dónde se andaba; eso sin decir que un día hablaba de peras y otro de bananas. Por otro lado, considero que los universitarios deben tener a su vez la madurez necesaria para comprender el motivo por el cual están ahí sentados. Creo que este concepto se pierde en el primer curso en el cual se producen grandes cambios y sí, grandes distracciones...

Un saludo y muchas gracias a todos.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Yo creo que uno no puede trasmitir aquello en lo que no cree. SI un profesor no cree en "estas cosas modernas de los ordenadores y el intelnel" será imposible que dé el paso para servirse de las herramientas delas TIC's. Pr eso creo que, antes de colocar las aulas con ordenadores, habría que haberse asegurado de que quienes van a entrar en el aula van a hacer uso de los mismos. EN caso contrario, los ordenadores y las TIC's son un estorbo (incluso físico).

Creo en el profesor guía más que en el profesor "enseñador". Por eso creo en las posibilidades de las TIc's como herramienta poderosa para que el alumno cree su propio aprendizaje y su propio pensamiento. Eso sí, sin hacer de la herramienta el centro del debate, porque no lo es.

Gracias por suscitar el debate y el pensamiento

Amigo de la Dialéctica dijo...

Gracias Xhandra por tu comentario en mi blog:

Cada día somos más las personas que deseamos que la democracia se instale en el sistema educativo y a tod@s se nos tenga en cuenta nuestras opiniones. A l@s alumn@s, a l@s padres y madres, al propio profesorado.

Hay que introducir una metodología activa y participativa, formar al profesorado en didáctica pedagógica de una forma permanente y gratuita -además en horas lectivas-, recoger las inquietudes de padres, madres y alumn@s. Luego evaluar resultados y pagar una parte del salario al profesorado en función a los mismos. Evaluar por parte de la Administración, pero también por parte de padres, madres y alumn@s.

Si como dice Satine, el enseñar a leer es tarea de los padres y madres, que se los remunere; pero si quien cobra es el docente, a ello se ha de emplear con ganas, decisión y resultados.

Xhandra, aportas algo interesante, muy interesante, reformar el CAP y formar adecuadamente al profesorado en didáctica.

Nieves también lo hace, estoy con ella en que la democracia debe llegar a las aulas.

A nuestra amiga Ruth le digo que en el artículo que escribo a continuación de este que comento, cito a Martín Buber y su teoría del yo-tú en oposición al yo-ello; Para Martín Buber las relaciones o bien son conexiones mutuas y recíprocas entre iguales, o una relación sujeto-objeto que conlleva cierto grado de control de uno sobre otro. Las relaciones entre los seres humanos deberían ser del primer orden. Desgraciadamente en el sistema educativo las que priman entre el profesorado y su alumnado son las segundas. Mientras al alumn@ se lo vea como un objeto a llegar de datos mediante la memorización, el sistema educativo será un instrumento fracasado.

Recibe un muy fuerte abrazo de tu amigo Javier Caso Iglesias.

Ruth dijo...

No lo puedo resistir, lo tengo que escribir y comprtir, mi opinión es breve, pero directa, si la pudieran escuchar los profes, no quiero alumnos creados, sino alumnos creadores, sabeedores de su propio ser, del valer de su persona y que les enseñemos y ayudemos a explotar ese potencial sobrenaural que cada uno de nuestros niños y niñas llevan en su interior.
Somos valiosos por nuestro interior no por aquello pegado y copiado, nuestra esencia es única, y es el verdadero tesoro que poseemos y somos amos, sueño y señores los seres humanos.
Un abrazóte en esta tarde.

xhandra dijo...

Hola a todos y gracias:

"Puntos de vista.." considero que tienes razón cuando dices que las TIC no deben ser el centro del debate; de hecho no lo es, porque para hacer ver a nuestros alumnos que pueden crear con su propio pensamiento, no es necesario lo tecnológico, de hecho nunca lo fue. Pero sí es cierto que estamos en la sociedad de la información y debemos enseñar a nuestros alumnos a poner a su favor estas nuevas herramientas que pueden abrir mucho más su campo de pensamiento; tenemos gran parte de la información de la cual disponemos en la web. Por otro lado, también comparto que el profesor debe ser un guía, creo que siempre hubo guías en la docencia, esos profesores que admiramos y que nos hacen despertar en nosotros lo que "queremos ser de mayor". Pero para ello en primer lugar el docente debe ser consciente de que puede llegar a ser un guía y que por lo tanto puede influir en los jóvenes; ¿entonces? debemos tener cuidado con aquello que mostramos, los docentes no deben imponer sus criterios ni principios, sólo abrir caminos con todas sus posibilidades para que sea el propio alumno quién decida qué dirección tomar. No caigamos nunca en el error de ser esos profesores que imponen su forma de pensar como si el aula se convirtiera en una dictadura.

Ante esto, como bien dice Javier hay que desarrollar una democracia dentro del aula que permita libertad de opinión, de reflexión, de creación... guiado eso sí, pero dejando espacio a la innovación. Pensemos que siempre los más jóvenes que nosotros son los que van a aportar las nuevas ideas. De este modo y como bien ha especificado Ruth, nuestros alumnos formarán su propio pensamiento, su propia creatividad,.. y nosotros los docentes seremos simplemente el instrumento que permita potenciar las conductas y valores que todos los alumnos poseen para que desarrollen del modo más positivo lo que aprenden durante su infancia y adolescencia.

Muchas gracias a todos y gran abrazo.