jueves, 2 de octubre de 2008

Ordenadores en el aula

Es cierto que la Junta de Extremadura inició hace algunos años el increíble proyecto de incluir en cada aula ordenadores para cada dos alumnos y otro para el profesor. Ya hoy esta noticia se vuelve algo reiterativa y son varias las regiones ya que apuestan mucho más fuerte, quedándonos atrás como de costumbre. Por ello, se rumorea que la Junta propone potenciar dichas herramientas colocando un ordenador para cada alumno, incluso he creído informarme de que puedan ser ordenadores portátiles.

Hasta aquí nada nuevo y que no sepamos ya todos.

Pero ¿realmente se merecen los alumnos extremeños estos materiales tan caros? Cuando llego a las aulas cada día me echo las manos a la cabeza: las pantallas están pintadas, llenas de arañazos, los teclados destrozados, con la ausencia de varias teclas... "suelen" caerse al suelo junto con el "suicidio" involuntario de los ratones...

Todo ello supone un mantenimiento constante por parte del centro.

Sinceramente... no se merecen materiales más potentes e innovadores. Ni siquiera merecen los que ya tienen. Cuando les intento hacer entender que son alumnos afortunados dentro y fuera de España, y que millones de niños quisieran estar en su lugar, no sólo manejando un ordenador, sino simplemente pudiendo asistir a un colegio o instituto... se me cae el alma al suelo cuando responden: "y a mí que me importa", "no pasa nada, no es mío", "pues que se pongan en mi lugar, yo no quiero estar aquí...", "pues le haría lo mismo al portátil", "Y qué pasa si lo rompo...". Todo ello con una actitud absolutamente insolente, burlona, con chulería vaya...

Señor Guillermo Fernández Vara y Señora Eva María Pérez, PERMÍTANME UN HUMILDE CONSEJO: premiemos a los alumnos que se esfuerzan y estudian; vamos a regalarle un ordenador portátil a ese alumno que desea seguir estudiando y trabajando. Démosle la oportunidad de seguir adelante y de acceder de forma gratuita a Internet desde sus casas para que construyan un futuro adecuado a las exigencias del siglo XXI. Adaptemos una o varias aulas con ordenadores de calidad en cada centro para que se utilicen exclusivamente para ello y no con una sobredotación de ordenadores en todas las aulas; sólo corren el peligro de ser maltratados e inutilizados. No quiero ni pensar, que si son capaces de arrancar la pantalla fijada en la mesa, qué podrían hacer con la fragilidad de un portátil. ¿Y uno para cada alumno? No señor, NO SE LO MERECEN.

Indignada.

13 comentarios:

Pantagruel dijo...

La verdad es que lo que se recibe gratis no se valora. Por otra parte, los ordenadores son hoy una herramienta tan necesaria que no se qué opinar. Quizás haya que conjugar ambas posturas, un acceso mínimo a las herramientas informáticas para todos y un premio para los verdaderamente interesado, como los portátiles y conexión a internet que tú propones. Un saludo.

xhandra dijo...

Gracias Panta: te comento que lo que pido en el post es utilizar los ordenadores en aulas destinadas a ello, donde accedan todos los alumnos pero no constantemente hora tras hora. De este modo se cuidan más y se emplean sólo cuando es realmente necesario.

Un saludito y disculpadme todos si últimamente no estoy muy participativa, es que tengo que ponerme al día en muchas cositas. Un abrazo.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Xhandra:

El problema, o como yo digo la posibilidad de desarrollo de nuevas formas de educar, nos lo generan aquellos chicos y chicas cuyos entornos familiares no los "civilizan". Ahí es donde el sistema educativo debería desplegar sus potencialidades, pero desafortunadamente carece de personal con los suficientes conocimientos pedagógicos y didácticos para abordar estas situaciones que cada día son más la normalidad.

Es por estas evidencias que sería necesario separar al alumnado. No podemos mezclar alumnos que van a ser enseñados con alumnos que deben de ser educados. Este es un debate que más temprano que tarde tendremos que abordar, pues los perfiles profesionales que se requieren son totalmente diferentes.

Además, y siendo claros, si en un aula mezclamos alumnos a educar con alumnos a los que enseñar, los segundos no avanzarán convenientemente mientras que los primeros tampoco sacarán provecho alguno de las materias expuestas por el profesor, pues les serán indiferentes. Su nivel es tan bajo que lo único que harán será reventar la clase.

De nada vale dar el discurso a padres y madres que por la única razón que llevan a sus hijos e hijas a los centros educativos es para aparcarlos allí durante una serie de horas, para quitárselos de encima. Y digo que de nada vale dar el discurso por el hecho de que esos padres y madres no son conscientes, ni tienen hábitos adquiridos para hacer otra cosa que la que hacen. E incluso, en ocasiones, no pueden hacer otra cosa: Padre y Madre del alumn@ trabajan, sus salarios son cortos, el empleo precario -realidad de un gran número de familias- y consecuencia de ello muchas horas fuera de casa, como para educar luego. Lo único que le pide su cuerpo es tumbarse en un sillón o irse directamente a la cama a descansar.

Es en estas situaciones donde debe de intervenir la administración pública, no ignorar este problema, no meter en el mismo saco a alumnos que requieren ser educados con alumnos que sólo necesitan ser enseñados. A los que requieren ser "civilizados" -educados-, y en relación al sistema educativo, habría que trabajar con ellos la creación de hábitos, de estudio, de lectura, de comportamiento, de escucha activa, etc... Todas esas habilidades que los padres y madres que nos preocupamos de nuestros hijos e hijas en ellos desarrollamos.

No podemos culpabilizar a los alumn@s por el entorno familiar que les ha tocado vivir. Cualquiera en ese entorno terminaría con su mismo comportamiento. Lo que tenemos que hacer es intervenir adecuadamente. En la actualidad, lamento decirlo pero es lo que pienso, no lo hacemos. La administración no está a la altura. Tampoco desde el profesorado se visualizan grandes críticas, sus sindicatos se preocupan más por las subidas salariales que por estas cuestiones.

Perdona la extensión, ya sabes que estos temas me apasionan; fundamentalmente por haberlos vivido cuando era joven, tan joven, como uno de esos alumnos asilvestrados.

Recibe un abrazote amiga

galeguiña sureña dijo...

SANDRA, TIENES MUCHA RAZÓN. YO CREO QUE EL ERROR ESTÁ EL EL PRIMER PASO:NO ERA NECESARIO DOTAR A TODAS LAS AULAS CON ORDENADORES, SINO CREAR 3 Ó 4 AULAS POR CENTRO SUFICIENTEMENTE DOTADAS Y PODER USARLAS UNA VEZ EN SEMANA. ES ALGO PARECIDO A LAS AULAS "ALTIA" DE LA MANCHA: LES HACEN EL HORARIO PARA QUE TODOS LOS PROFES QUE LO REQUIERAN PUEDAN USARLAS AL MENOS UNA VEZ SEMANAL.
LO DE LOS PORTÁTILES FUNCIONARÁ CON LOS ALUMNOS INTERESADOS Y FALLARÁ CON EL RESTO, COMO OCURRE CON LAS LECTURAS Y DEMÁS TAREAS.EN BURGUILLOS TENEMOS BANCO DE ORDENADORES Y POR 90 EUROS SE LLEVAN UN PC COMPLETO (NO PORTÁTIL)PARA USAR EN CASA.
NOSOTROS CON LA COLABORACIÓN DEL AYUNTAMIENTO HEMOS MONTADO VARIAS ZONAS WIFI EN EL PUEBLO; ASÍ CON LOS 90 EUROS TIENEN PC E INTERNET.
YO AHORA QUE ESTOY DE "SECRE" ALUCINO CON LOS GASTOS EN DESPERFECTOS: MANILLAS DE PUERTAS, RATONES, TECLADOS ... NOS GASTAMOS UN DINERAL EN REPONER Y REPARAR, SOBRE TODO DESDE HACE UN AÑO Y MEDIO. ANTES EL TEMA ESTABA MÁS CONTROLADO PERO AHORA HAY UN AMPLIO PORCENTAJE DE ALUMNOS QUE NO QUIEREN ESTAR AQUÍ Y PASAN DE CUIDAR LAS INSTALACIONES.
EN FIN, PACIENCIA.
UN BESIÑO. SOY MARTA, LA GALLEGUIÑA SUREÑA

xhandra dijo...

Estimado JAVIER, muchas gracias por tu comentario. Efectivamente has dado en una de las teclas. Hay alumnos que retrasan el aprendizaje de los que llevan (o quieren llevar) un ritmo más avanzado. Es una verdadera lástima que el progreso de la clase no dé más frutos de los esperado precisamente por atender a asuntos que competen más a los padres que a los propios docentes, como es la propia educación. Un docente puede educar en valores, pero si éstos no vienen ya adquiridos desde casa, poco se puede ya intentar inculcar en adolescentes.
Gracias Javier y un abrazo grandote; disculpa mi poca participación, pero intento ponerme al día de muchas cosas y tengo poquito tiempo.

Quedida MARTA, solo con ver el nick ya sabía que eras tú (jeje). Espero que te animes y escribas un blog, pues tú puedes aportarnos muchísimos más asuntos debido a tu experiencia. Como bien dices es mucho lo que se gasta en mantenimiento y es una pena terrible que los chicos no sean capaces de comprender que los materiales deben cuidarse para que los demás que vengan detrás hagan uso de ellos. Sinceramente me echo las manos a la cabeza por el maltrato que reciben, aunque más aún por determinados comportamientos dentro del aula, que podrá ser un nuevo tema para un post futuro. Un besote enorme.

Vevi dijo...

Comparto con todos que lo que no viene desde casa responsabilizando por ello a los padres, es muy difícil que el docente luego pueda hacer algo.
Y lo triste es que todos sufrimos el retraso en algunas clases precisamente porque hay alumnos que no quieren trabajar.
Existen las escuelas de padres que desde algunas ampas se dan en los centros y son un número escasísimo de padres los que acuden. Lo más fácil es echar la culpa a otro y no darnos cuenta de que todos debemos actuar y atender el ámbito que nos toca, los padres en casa debemos educar y enseñar valores y los docentes en clase deben reforzar es labor, pero difícilmente pueden hacerlo si se carece de ello en casa.

Un besito. Nieves.

xhandra dijo...

Hola Vevi, muchas gracias por tus palabras. Estoy de acuerdo contigo y reafirmo que algunos padres se implican participando en diversos programas, pero curiosamente suelen ser los padres de los alumnos menos problemáticos.

Un saludito.

Vevi dijo...

xhandra a lo largo de mi experiencia como madre de alumnos he sufrido rechazos y hasta enfrentamientos por estar siempre ahí. Es más me he llegado a enfadar porque no se cuenta aveces con los padres, seremos una minoría pero yo quiero caminar en paralelo con el docente, analizar, examinar y buscar, ambas partes, soluciones. Son distintos puntos de vista que perfectamente se complementan, solo falta la intención y las ganas. Yo ya las tengo, nunca las he perdido, nuestros hijos son el futuro de España.
Un besito. Hasta pronto. Nieves.

Paco Centeno dijo...

Se nota que el principio de curso te tiene agobiada y sin tiempo. Nos tienes abandonados. Vuelve.
Besos

xhandra dijo...

Ay Paco, no me digas eso. Es verdad que esto muy liada. Es que son demasiadas cosas al principio y debo terminarlas. Me imagino que en pocos días todo será mera rutina y lo llevaré con más calma. Además, estoy con el plan PROA, clases de tarde, así que más trabajito aún, jeje.. ¿Vas al congreso de periodismo? si es así nos veremos por allí.

Un abrazo enorme.

Joselu dijo...

Trabajo, como sabes, en Cataluña, y hasta aquí llegaba la experiencia extremeña de ordenadores en el aula que comentas. Las impresiones que me llegaban no eran muy positivas por parte de profesores que trabajan allí. A tenor de lo que dices es todavía peor. No me imaginaba tanta desidia y maltrato de los ordenadores. Aquí tenemos un par de aulas de ordenadores fijos y alguna de portátiles. El problema es la escasa disponibilidad de aulas de informática. No es fácil tener acceso a la reserva de aula y hemos de prescindir del uso de ordenadores cuando nos serían necesarios. Pero lo que cuentas es realmente terrible. Te veo seriamente indignada. Un cordial saludo.

xhandra dijo...

Posiblemente no sea así en todos los centros. No he estado en todos para comprobarlos. Pero creo que en la mayoría de casos es así. Es una verdadera pena. Si el presidente de la Junta se diera una vueltita por las aulas y viera el estado de los ordenadores tal vez también se llevaría las manos a la cabeza al ver la situación en la que se encuentra aquello que fue uno de los mejores proyectos que se han llevado a cabo y que sin duda apoyé siempre. Lástima que algunos alumnos no sean conscientes de que son unos privilegiados al tener las herramientas de las que disponen.

Gracias y un gran saludo.

Fernando dijo...

Tengo la experiencia de que, si lo que quieres es que los ordenadores estén cuidados, no lo vas a conseguir con un aula específica con ordenadores. Es más, lo que consigues es que las horas que dediques a "visitar" ese aula, los alumnos lo van a asociar con una "no-clase" con su consiguiente "no-atiendo" y "no-me-concentro". Sólo cuando los ordenadores se vean como un elemento más de la clase, mejorará es estado "externo" de los aparatos. Por lo demás, no nos debemos dejar llevar por el aspecto "externo". Ten en cuenta que son aparatos que llevan 5 años colocados y en ese tiempo, han pasado por demasiadas manos, algunas de ellas, de alumnos "rebotados".
Yo te aseguro que si consigues encontrar el modo de que los chicos se motiven con estas herramientas, son ellos los primeros interesados en cuidar el material (ya que si no, vuelven al método tradicional de clase, que no les suele gustar). El problema es motivarlos con estas "benditas" asignaturas que tenemos (o al menos yo, con matemáticas)