viernes, 5 de diciembre de 2008

Otra de docentes.

De las múltiples charlas que salen en la sala de profesores me ha quedado en estos últimos días una nueva y pesada reflexión: ¿somos docentes únicamente? La labor del profesorado ha tornado de tal modo que por momentos sentimos más la responsabilidad de padres que de profesores.

Durante un curso que hemos realizado en el CPR me atreví a comentar a los compañeros que la enseñanza se ha transformado en auténtica "educación". El modelo del nuevo profesor ( o al menos la imagen que se pretende dar ) es aquel que es capaz no sólo de transmitir conocimientos sino además enseñar valores. Esta idea hasta cierto punto puede llevar a asustarnos incluso, porque al fin y al cabo los docentes somos personas, personas con determinados valores ya adquiridos, y podemos transmitirlos erróneamente. Nadie nos ha enseñado a nosotros cómo debemos educar a un alumno, de qué manera inculcarle unas normas de conducta necesarias para la vida..., pueden chocar con las de los propios padres (y ya estamos con la polémica de nuevo...)

Muchos se tirarán de los pelos defendiendo la idea de que nosotros no debemos educar. Opinión que hasta hace bien poco yo misma habría defendido.

Pero la propia sociedad ha creado a unos adolescentes carentes de valores, de tolerancia, casi se prodría decir que muchos de ellos parecen vivir sin sentimientos. Pero la Junta insiste en que debemos hacer hincapié en ello. De hecho, una parte fundamental en el currículo es la "educación en valores" relacionada a su vez con las competencias básicas.

En consecuencia, a veces siento que tengo la responsabilidad y el deber de entrar en las aulas y enseñar primero valores y después conocimientos, porque... ¿cómo vamos a enseñar a leer si no se escucha? ¿Cómo vamos a hacer trabajar en equipo a los alumnos si no saben colaborar entre ellos? ¿Cómo van a compartir materiales si no se respetan? ¿Cómo vamos a crear un aula diversa si no son tolerantes? ¿Cómo vamos a colocar un portátil a cada alumno si no saben cuidar de las herramientas actuales? ¿Cómo van a entender la importancia de cada materia si primero creen que lo primordial es ver las fotos del tuenti?

Y concluyo, que realmente debemos enseñar valores. Enseñar a convivir, a ser sociables, a tener juicio crítico, a dar las pautas necesarias para ser competentes en la vida.

¿Y por qué motivo se nos ha trasladado esta labor?

Y aquí está la causa más opotuna: ¿están fallando las familias?

Me atrevería a decir que sí. Los padres cada vez viven más en la ignorancia (bien entendida); muchos de ellos se asombrarían al ver el comportamiento que puede llegar a mantener en clase alguno de sus hijos. Es muy fácil culpar siempre al docente o decir que no pueden con ellos en casa. Pero realmente ya me gustaría ver cómo se las apañan para mantener a 28 adolescentes en silencio y trabajando.

Las familias viven a su vez en un entorno hostil para la propia armonía familiar, es decir, que el vínculo se ha roto; importa más el trabajo, la economía del hogar, .. y sí , "prefiero ir al gimnasio mientras mi hijo va a clases de refuerzo por la tarde, así estoy yo más tranquila y a lo mío".

Realmente hay que empezar a tomar determinadas medidas que puedan subsanar las carencias que sufren algunos escolares desde la infancia. La labor de los maestros en la escuela es también crucial, porque no olvidemos que es una etapa en donde el alumno comienza a adquirir una determinada personalidad que paulatinamente irá desarrollando. Los valores deben inculcarse en la escuela en todo momento para evitar después lamentables sorpresas en la secundaria (etapa en la que ya está todo casi prácticamente perdido).

En definitiva, la labor del docente debe ser un híbrido perfecto entre enseñanza y educación. Pero no olvidemos que somos seres humanos y que nosotros mismos también necesitamos de una precisa y adecuada formación. No se puede pretender desde la Junta exigir constantemente al profesor que subsane sus errores. Tampoco puede permitirse hacer cambios que no podemos adoptar de forma inmediata sin ningún tipo de formación. No puede pretender retener a un alumnado sin motivaciones y conflictivo que retrase al resto de la comunidad sólo por el simple hecho de mejorar las estadísticas.

Lo que sí es digno de alabanza es que la Junta se preocupe y se implique; pero que lo haga de forma coherente teniendo en cuenta el contexto y las realidades que vivimos en el día a día. Estimados, no vivamos en una utopía. No todo es tan bonito como lo pintan. Aún nos queda un largo recorrido para mejorar nuestra educación y todos los vértices que la componen.

13 comentarios:

EMILIO ARROYO BERMEJO dijo...

Comparto totalmente las opiniones que expones en tu post. Soy docente de primaria y por suerte he pasado por Educación Infantil, por todos los cursos de Primaria de la actualidad y por el 7º y 8º de EGB lo que hoy es 1º y 2º de ESO, además cinco años Jefe de estudios en un Centro de Primaria.
Ahora, por razones diversas, y que a los docentes no se nos escapan, primero tenemos que educar, formar en valores pues sin estos dificilmente tenemos la tarea de enseñar.
Seguiré tu blog.
Te invito a conocer el mío en emilioarroyobermejo.blogspot.com

xhandra dijo...

Compañero, gracias por su visita y comentario. Espero que nos sigamos de cerca. He contestado en su blog, un saludo.

Nieves dijo...

Es cierto todo lo que expones Xhandra.

Y es que esta sociedad ha confundido libertad con libertinaje.
Como ya sabes creo que en la educación de nuestro jóvenes debemos implicarnos todos, la Administración, los docentes, los padres y los alumnos, cada uno dentro de su ámbito y con un conocimiento cierto de sus derechos y obligaciones.

Saludos, me alegra tenerte de vuelta.
Besitos, Nieves.

xhandra dijo...

Gracias Nieves por tu comentario. Sé que coincidimos en muchas opiniones. Un saludo enorme.

Susana dijo...

Hola Sandrita
Ayss... cómo te echo de menos guapita. Que ganitas tengo de que acabeis ya con los exámenes y demás rollos .
Bueno, esto es lo que ya hemos hablado muchas veces. Es la pescadilla que se muerde la cola. Padres que trabajan y como prestan poca atención a los hijos lo suplen con regalos y para conseguir ese nivel de vida hay que trabajar más. Además si paso poco tiempo con los niños no lo voy a pasar regañándoles ¿ verdad ? Para eso ya están los maestros, pero que no me lo regañen mucho que me mosqueo, eh.
El problema está en esta nueva familia del S. XXI. La misión de los profesores no es educar si no formar, la educación es labor de los padres y se hace desde que nacen y no ahora cuando son adolescentes. Como bien dices cuando llegan a nosotros ya no hay solución pues las bases son malas. Se agradece la preocupación pero pienso que no es esa la solución. Pero algo hay que hacer. Aunque sea aprender de los errores ya cometidos.
Un saludito y un beso para Gustavo.

xhandra dijo...

Ay Susanita!! a ver si nos vemos durante las navidades no? ya te llamaréy hablamos. Gracias por comentar. Sé que es un tema que te interesa puesto que muy pronto tu nena se verá inmersa en nuestro sistema educativo.

Un abrazote.

EMILIO ARROYO BERMEJO dijo...

Ya he aceptado tu comentario en mi blogs. Añado tu blogs a mis favoritos y un enlace directo desde mi blog.
Saludos.

xhandra dijo...

Gracias Emilio, nos leemos.

gustavo dijo...

Esperamos que en abextremadura, nos expliques los alcances de todo esto que estás diciendo..

Saludos
Gustablog

xhandra dijo...

Pues tal y como me pides publicaré el post en la página; nos interesa que este tipo de temas sean escuchados y debatidos para que desde la Junta puedan percatarse del alcance de los problemas que nos cuestionamos hoy desde el sector de la enseñanza.

lafraguadeltic dijo...

Atrevidos razonamientos los que planteas. La razón..., tal vez el tiempo te la de, o te la quite. Desde luego el debate educación/enseñanza es, seguro, la piedra angular de todo este tinglado que es la Educación Secundaria Obligatoria. Solo una pequeña reflexión más:, leer
esta entrada 

Saludos

xhandra dijo...

Estimado compañero Martín Núñez.

Me alegra que haya entrado en mi blog y se haya interesado por este tema que seguro es causa de debate en ocasiones en su centro.

He leído su post sobre "la culpa", y en efecto, más de una vez lo hemos comentado también por aquí: ¿a quién culpamos? la conclusión a la que siempre llegamos es que todos tenemos nuestra parte de culpa y nuestra parte de responsabilidad. El último lema de la Consejería es que "La educación es de todos y para todos" y claro, ENTRE TODOS; nada más EVIDENTE ¿verdad?

Pero también es cierto que las quejas que surgen desde uno u otro vértice son bien distintas; por supuesto, cada uno ve la educación desde su propia perspectiva. Lo importante es que la Consejería escuche atentamente a todas estas partes: padres, profesores, maestros y alumnos (por supuesto también a todas aquellas personas que trabajan dentro de nuestra comunidad que sufren los inconvenientes tanto como nosotros: conserjes, orientadores...). Crear un debate donde todas las opiniones sean tenidas en cuenta es necesario porque es la única forma de mejorar aquellos asuntos que creemos firmemente HAY QUE CAMBIAR URGENTEMENTE".

Gracias por su respuesta y le enlazo en mi blog.

J. NEGRETE HDEZ. dijo...

Querida Xhandra, me gusta mucho aquello que dices sobre una de las funciones de los profesores, el docente no sólo debe de enseñar contenidos, también valores. En esto estoy de acuerdo contigo. Considero que también en España al igual que en México, en este momento histórico que nos toca vivir, los diferentes sistemas educativos están impulsando una cultura de valores. Al igual que ustedes los maestros españoles, nosotros estamos enfrentando una dura lid con la formación de los valores. Quisiera expresarte que comprendo mucho de lo que dices tú y también estoy de acuerdo en tu publicación. Es muy cierto, esto que leí y que tu como profesora lo externas claramente, me parece muy apropiado en estos momentos.

Mi nombre es Joel Negrete Hernández y recibe un saludo desde el otro lado del Atlántico!