lunes, 1 de septiembre de 2008

Docentes en Autoformación y Formación Permanente.

Hasta hoy cuando un universitario finalizaba su carrera universitaria y quería dedicarse a la enseñanza debía realizar el curso del CAP para capacitarse en dicho sector. Pero lo cierto es que esta capacitación es insuficiente desde mi punto de vista, especialmente cuando se realiza a distancia (como fue mi caso particular) y no dispones de más material que la teoría pura y dura lejos de toda práctica. La consecuencia es que acaba siendo una pérdida de tiempo y los futuros docentes continuan vacíos en materia pedagógica.

Las carencias son más evidentes a la hora de enfrentarnos por primera vez al aula en las prácticas que se desarrollan durante unos 30 días más o menos, pero lejos de ser una práctica guiada es más tirarnos al circo con los ojos vendados.

Considero que las nuevas circunstancias que rodean a la educación de los jóvenes exige una capacitación necesaria y muy experimental además de una continua formación posterior a lo largo de toda la función docente, es decir, una educación permanente del profesorado que constituye toda una necesidad por los avances que experimentamos día tras día.

La idea de crear una "Autoformación" del docente constituiría una de las estrategias para ese ajuste preciso y permanente ante las exigencias laborales. Este concepto de "Autoformación del docente" (creado y desarrollado por mí misma si me lo permiten) sería sólo una parte de todo un proceso de formación del docente mucho más amplio que el propio CAP y que consistiría fundamentalmente en construir nuestra propia formación, nuestra cualificación, siempre eso sí, guiada correctamente. Dicho procedimiento permite el perfeccionamiento de las prácticas docentes no sólo en sus conocimientos sino también en sus conductas sociales, muy necesarias y oportunas ante las diversas problemáticas en las que se ven inmersos los centros escolares.

La autoformación permitiría a los futuros docentes aprender las estrategias y metodologías necesarias para abordar la realidad del aula fomentando la motivación, la competitividad y el aprendizaje. Este proceso permite que el docente antes de llegar al aula real lleve a la práctica la teoría aprendida para autocorregirse y autoevaluarse, permitiendo corregir los errores y potenciar las competencias. Ello se consigue con simulaciones de sesiones docentes como si se tratara de una práctica real donde a través de vídeos y supervisión de pedagogos y psicólogos, el futuro docente desarrolle sus capacidades. Este tipo de formación completa los conocimientos:


a) adquiriendo prácticas y técnicas para enfrentarse al aula,
b) aprender a comunicarse,
c) transmitir correctamente la enseñanza,
d) orientar a los alumnos,
e) solucionar problemas,
f) emplear de forma adecuada el lenguaje verbal y el no verbal,
g) mejorar la organización de los contenidos,
h) enseñar correctamente a los alumnos técnicas de aprendizaje intelectual,
i) ampliar una labor satisfactoria de nuestra labor y la de los alumnos,
j) estimular la curiosidad y la atención,

... ETC.

Y todo ello en torno a un clima organizado y motivador, con una constante productividad y calidad de nuestro trabajo y proporcionarnos las herramientas necesarias para adaptarnos a las necesidades futuras.

Esta nueva formación más práctica y efectiva permite incluir en nuestros centros, docentes más preparados y cualificados capaces de responder a las necesidades requeridas hoy que limitan la realización coherente y gratificante de las funciones profesionales y en definitiva, afectar a los primeros receptores: los alumnos.

Por supuesto es un proyecto que debe abordarse de una forma más extensa y cuidadosa centrando los objetivos y contenidos precisos para desarrollarlo, pero que es vital llevarlo a cabo para renovar la escasa formación que se imparte hoy. Y por supuesto sería complemetario a una ardua formación como es el CAP pero más evolucionado y adaptado a la Sociedad de la Imaginación y de las NNTT.

9 comentarios:

Vevi dijo...

Saludos xhandra.

Me emociona cada vez que veo que has hecho una entrada nueva. Ésta es particularmente real. Siempre he dicho que esta vida es un aprendizaje desde que nacemos hasta que morimos. Mi abuela solía decir continuamente, "hija en esta vida no te acostarás un día sin haber aprendido algo". Y con la edad y la experiencia he comprendido que los seres humanos y nuestra sociedad necesita lo que ya se viene comunicando del APRENDIZAJE A LO LARGO DE LA VIDA. Por ello me parecen perfectos los cursos que se nos imparten y que todos/as deberíamos aprovechar.

Nuestra sociedad evoluciona a pasos de gigantes y ello trae consigo cambios en las relaciones entre personas y debemos estar preparados para afrontar estos cambios y por tanto las relaciones personales y una de estas relaciones es la relación docente-alumno/a. Nuestra sociedad demanda un alumnado capaz de pensar por sí mismo, de tomar sus propias decisiones, de madurar coherentemente y son los padres, desde luego, pero también los profesores los que deben enseñarles a no temer a participar o decir libremente lo que piensa, porque no debemos olvidar que España es libre y democrática.

En mi humilde opinión, y bajo el punto de vista de una madre de alumnos, xhandra te diré que las relaciones docente-padre también han dado un giro (bueno yo sé que tú esto ya lo sabes). Hoy los padres se preocupan por las materias y los contenidos que reciben sus hijos en el aula, pero también por las formas y los comentarios que se hacen y se permiten en las aulas por profesores y alumnos; y algunos/as (de momento no muchos pero ya irá creciendo no me cabe duda) cuando algo nos molesta porque creemos se está haciendo una intromisión en la intimidad de las personas lo denunciamos. Ello crea una postura negativa por el colectivo de profesores hacia esos padres con el consiguiente miedo de estos padres por sus hijos. Pero no hay que amilanarse, los cambios siempre han sido duros y difíciles y estoy segura de que cuando las personas meditamos y tomamos conciencia sabemos ver la razón dónde ésta está.

Como ya he dicho en varias ocasiones docentes y padres debemos AUNAR GANAS Y ESFUERZOS CONJUNTAMENTE para que nuestros jóvenes crezcan libres y creadores, con capacidad para manifestar su opinión y notivación para aprender y servir a esta sociedad de la cual todos somos parte.

Me consta que son muchos los docentes que están de acuerdo con tu entrada, lo que ocurre es que en los pueblos todo se magnifica.

Hasta pronto. Besitos. Nieves.

Susana dijo...

Hola Sandri
Por lo que respecta al CAP, completamente de acuerdo contigo y decirte que yo lo hice presencial y no fue mejor que el virtual ( todo lo contrario, me dio la sensación de que nos mimaban más y nos ponían las cosas más faciles ). Hay un proyecto, desde hace ya varios años, que se propone implantar una especie de CAP de dos años ( sería como una especie de master, e imagino que daría más tiempo para más cosas )pero como ya te digo, llevan varios años anunciando que este es el último año de CAP y las cosas siguen igual.
Hoy por hoy, el continuar formandote cuando ya has conseguido la plaza es una cuestión de responsabilidad. Hay quien una vez situado pasa de todo y se mete en la rueda de " no complicarse la vida " y hay a quien le mueven otras inquietudes y busca nuevas formas para mejorar su labor como docente. Como bien sabemos ,hay de todo en la viña del señor.
Un saludo

xhandra dijo...

Chicas muchas gracias por vuestros comentarios, muy acertados y completos. Creo que poco puedo añadir ya a lo dicho porque por un lado Vevi ha incluido ya a padres y alumnos que tienen también su parte de responsabilidad y en eso estoy totalmente de acuerdo, y Susana, ha confirmado algo que se viene ya sabiendo desde hace años: siempre y cada año se anuncia una renovación del Cap que nunca llega.

Muchas gracias a las dos por terminar de completar mi humilde post y aportar vuestras experiencias. Un abrazote.

Antonio dijo...

Gracias por el comentario en el blog. Nos leemos.

Joselu dijo...

En el fondo el trabajo en el aula tiene mucho de actuación teatral. Se nace con instinto teatral o no, para lograr atraer a ese público tan difícil y esquivo. Y el actor se ve motivado por el afecto, por el deseo de transmitir conocimiento y de llegarles al corazón con técnicas adecuadas.

xhandra dijo...

Muchas gracias por su comentario en mi blog. Me ha parecido sorprendente esa comparación con la técnica teatral y en parte es cierto porque todo trabajo cara al público requiere de ciertas artes de "seducción" necesarias para atraer a los receptores, pero también para conseguir mantener esa actitud y esa atención hasta el final. Podrá ver que tengo el enlace de su blog que descubrí recientemente y que me encantará seguir para compartir experiencias. Un gran saludo.

Paco Centeno dijo...

Os anuncio que el CAP desaparece y queda en un Master como Título Oficial. Eso por ley, de octubre de 2007. Serán de un mínimo de 60 créditos de tipo ECTS.
Tener este título de master será obligado para impartir clases en secundaria. La cuestión estará en el programa de esos master, su impartición y su financiación. Os puedo adelantar que para el próximo curso la UEX lo propondrá.
El master tendrá que ser de título oficial: eso significa que la oferta académica, los contenidos y el profesorado que lo imparte, serán acreditados (o no) por una agencia externa (del ministerio en Madrid y formada por expertos), es decir con una cierta garantía de calidad.
Sin duda un avance hacia docentes con formación.
Saludos y un post de calidad.

xhandra dijo...

Muchas gracias Paco por la información. Había oído hace ya tiempo que el CAP iba a reformarse, haciéndose más extenso, de unos dos años. La idea de realizarlo como un Máster de título oficial es una gran idea. Pero como bien dices, ahora todo dependerá de la metodología empleada y los contenidos del curso. Esperemos que sea más adecuado y práctico para los futuros docentes.

Un saludo y gracias.

Que pasa Co!!! dijo...

UNA SUGERENCIA:

www.heducacion.com